viernes, octubre 25, 2013

La casada infiel_GARCÍA LORCA

Y que yo me la llevé al río 
creyendo que era mozuela, 
pero tenía marido. 

Fue la noche de Santiago 
y casi por compromiso. 
Se apagaron los faroles 
y se encendieron los grillos. 
En las últimas esquinas 
toqué sus pechos dormidos, 
y se me abrieron de pronto 
como ramos de jacintos. 
El almidón de su enagua 
me sonaba en el oído, 
como una pieza de seda 
rasgada por diez cuchillos. 
Sin luz de plata en sus copas 
los árboles han crecido, 
y un horizonte de perros 
ladra muy lejos del río. 
[...]

Federico García Lorca - La casada infiel

jueves, diciembre 06, 2012

Wish you were here


Existen cosas que nos marcan, ya sean situaciones, personas, cosas, olores, sensaciones, etc.
Hay una canción que no he escuchado hace buen tiempo y que por una amiga me vi obligado a escucharla más de una vez el otro día. Esa canción es "Wish you were here" de la banda Pink Floyd. Y si, es de de esas canciones que te atrapan de principio a fin. La guitarra de Gilmour, su voz, la coneccion entre estas dos y el solo final. Todo un juego de sensaciones qu te llevan a recordar, volver a vivir, disfrutar de lo que solo la música puede hacer, hacerte sentir vivo.

En lo muy personal hay cosas que nunca voy a olvidar y que ya aprendí a vivir con eso. Esta canción me hace revivir esos recuerdos y momentos plenos. No ocultaré que se extrañan ciertas cosas pero tampoco desmereceré todo lo que he ido conociendo y viviendo luego. He tenido una mala costumbre de asociar canciones y melodías a ciertos pasajes, ahora, oscuros de mi vida. No son oscuros porque sean malos ni mucho menos, lo son porque permanecen escondidos en el anonimato, entre comillas. (jajajajajajaja)

Me he sentido tan pleno volviendo a escuchar esta canción... la he cantado toda esta semana mientras caminaba, en el taxi, en el micro, volviendo a caminar, en mi casa, paseando a mis perros, en la playa mirando el mar ir y venir, en el trabajo... Y me hizo vivir ciertas cosas otra vez. Preguntarme cosas, reir sin razón aparente.

Este tipo de canciones te hacen sudar, ponerte nervioso. Hacen que se te escarapele todo el cuerpo con solo empezar a escucharlas. Se revuelve el estómago, sientes que ya no puedes respirar, desaparece todo alrededor. Quizá sea algo que olvidé o dejé de lado con respecto a mis sentimientos personales, no lo se. Lo único que entiendo es que esta canción es de mis favoritas y todo lo que me puede hacer sentir es increíble.


miércoles, julio 11, 2012

Solo por este segundo


A veces sentía que nunca llegaría el día en que me dejaría una vez más sentir algo que olvido cada día. Recordar con cariño. Deseas que hoy fuese ese primer día en tu vida. El primer beso, la primera caricia,  el primer cruce de miradas. Volverme loco y hacer lo que dicta mi corazón. Si aún tengo sentimientos.

Quisiera recordarte lo mucho que te extrañado, lo cansado de mi vida sin tus sonrisas. Casi ni se puede respirar cuando tienes todas esas sensaciones en el estómago y el pecho. Te obligan a sonreír y ver todo diferente, con ganas, está bien.

Recordar que hubo un tiempo en el que terminaba todo rápido para correr a verte, reír y ser feliz porque tu existes para mi. Recordar que te besaba o cogí tu mano. Que el tiempo vuelva a suceder y esos momentos de felicidad extrema besen mis mejillas.

Quiero volver a esos momentos en este mismo segundo.

Y en este momento confieso que deseo todo eso que me prometí olvidar día a día. En este segundo quiero sentirlo otra vez.

miércoles, marzo 14, 2012

Romeo ¿Y Julieta?


Caminaba por la calle, ya era noche y la brisa me refrescaba del calor. De pronto vi a un Romeo con un poquito de sobrepeso. Su gordita barriga no le impedía abrazar y besar a su Julieta. Ya han pasado los años, no son los mismos que se conocieron en Verona pero su amor sigue siendo tan fuerte como al principio. Es amor. Se besan como la primera vez, con las mismas fuerzas, con las mismas ganas. Sonrío y sigo caminando. Algo me hace preguntar... ¿Dónde está mi Julieta?

Hace mucho que no se de ella como quisiera. Hace tiempo que no la veo directo a los ojos para luego besar sus labios. Hace mucho que no la toco. Hace mucho que me dejó...

Mi Julieta se fue a buscar algunas aventuras, jugar un poco con sus amigos, encontrarse a cualquiera al que pueda decirle Romeo sin que en realidad lo sea pues yo estoy aquí.

Hace mucho que necesito de ella y no lo digo, menos lo pienso, nunca lo siento. Hoy si. Hoy ese Romeo y su Julieta me lo hicieron recordar, con ese intenso beso... alcancé a sonreír...

Hoy quiero decirte que regreses, que me siento como al principio, que te tengo una sorpresa, que te quiero amar.

Mi Julieta es como ninguna otra, es difícil describirla, no me alcanzarían líneas, noche o fuerzas... son muchas cosas que me gustan de ella. Me enamoré de ella como ningún Romeo de su Julieta, lo se.

Julieta, mi Julieta, cómo te extraño. Pensaba que ya no te extrañaba y menos que sentía algo tan fuerte como lo que en este momento siento. Es de locos... Tomaste el veneno pero nunca el antídoto. Cuando regresé ya no estabas, me dolió mucho. Pero aún estoy aquí riendo y recordando.

¿Dónde estas? ¿Por qué no me buscas como yo a ti? Mi búsqueda se frena siempre, no se por qué. Tal vez para que veas todo lo que he pasado sin ti, pero contigo en mi mente y mi corazón. Quiero vivir contigo, no sin ti. Te extraño.


jueves, enero 19, 2012

Una espera fallida

Idea:
un chico espera el regreso de una chica que siempre le gustó para poder empezar a salir con ella.

Desarrollo:
Un chico tiene una amiga que siempre le gustó. Ella, claro, tenía enamorado. Pero, por esas cosas de la vida, terminaron su relación. Para bien de su amiga, un viaje se avecinaba. Alegría, diversión y muchas nuevas experiencias. Él se sentía alegre por ella, compartía su felicidad de lejos.

Esos días de viaje ellos conversaban mucho. Ella desde sus innumerables risas y buenos momentos, él desde su ajetreada vida en la ciudad. Conversaciones que iban y venían, quién diría, eso sonaba muy bien, quizás podría mejorar aún más... quizás con el tiempo... quizás cuando regrese...

Los días pasaron y muchos planes y sorpresas había maquinado el chico mientras su desesperación por verla lo consumía. Cuando llegó el momento preparó todo, las flores, las sorpresas, las salidas, etc. Ese día se levantó muy temprano, aguardó la hora y salió corriendo de su casa a esperar su llegada. Cuando finalmente estuvo en la puerta de la sala de llegada sintió algo extraño... Se ocultó para darle una sorpresa y cuando anunciaron la llegada se emocionó mucho, las ideas se entremezclaban en su cabeza, ya llega la hora.

La vió aparecer como una estrella en el firmamento, irradiaba mucha luz en su visión. Caminaba en cámara lenta mientras... Si! alguien la estaba esperando... ella corrió a su encuentro y se abrasaron. Ella besó su mejilla y salieron juntos de la mano. Quizás sería un pretendiente, quizás un novio que nadie conocía, quizás alguien que aprovechó mejor el tiempo en que ella se liberó... quizás se libere pronto y valga la pena otra vez esperar.

(ojalá me aprueben la idea, es lo único que se me ocurrió para presentar)